• El Sr.Lobo de Pulp Fiction

    Soy fan del el Sr.Lobo de Pulp Fiction, interpretado magistralmente por Harvey Keitel. En la historia dirigida por Quentin Tarantino, el Sr. Lobo nos aporta una serie de lecciones que podrían aparecer en cualquier libro sobre liderazgo:

    1. Mensaje claro y enfoque orientado a resultados: Su carta de presentación no deja ninguna duda de a qué se dedica ni del valor de lo que hace. El Sr. Lobo es absolutamente claro respecto a su enfoque. Un líder debe demostrar su valor y el de su equipo con los resultados de forma inequivoca.

    “Soy el Sr. Lobo, soluciono problemas”

    2. Es educado y mantiene la calma en cualquier situación: Aun en un entorno tan estresante como el que nos muestra la película, el Sr. Lobo no pierde en ningún momento la calma, trata a todo el mundo con educación y explica las tareas de forma clara y pausada.

    3. Predica con el ejemplo la importancia del esfuerzo: Si hay algo que llama la atención del Sr. Lobo es que es el primer que demuestra que se pueden hacer imposibles. Un líder debe ser exigente con su equipo, pero sin duda debe empezar por sí mismo.

    Estoy a 30 minutos de allí….llegaré en 10.

    (9 minutos y 37 segundos después…)

    4. Entiende el valor de la información: Demuestra conocimiento de absolutamente todos los aspectos de la situación que está manejando, ha apuntado los datos clave en su libreta y los ha estudiado. Un buen líder conoce toda la información relevante necesaria para tomar una decisión, y deja lo justo al azar (aunque es flexible ante imprevistos).

    5. No se deja intimidar y es exigente: A pesar de que está tratando con dos asesinos, el Sr.Lobo no permite ninguna falta de respeto, sabe que es bueno y confía en si mismo, por lo que es exigente. Lo peor que puede hacer un líder es no ser exigente y dejarse llevar… la exigencia saca lo mejor de cada uno.

    6. La perfección a veces es un lastre: El Sr. Lobo explica a Vincent y a Jules que el coche por dentro debe estar razonablemente limpio, mientras que los cristales deben brillar. Un líder debe transmitir a su equipo los resultados esperados para cada tarea, e intentar corregir los perfeccionismos.

     

    Extraído del blog javiermegias.com

Comments are closed.